La FTC podría frenar las ambiciones de metaverso de Microsoft con la demanda de Activision

El jueves, la Comisión Federal de Comercio anunció una demanda para impedir que Microsoft adquiera Activision Blizzard, desarrolladores de las franquicias Call of Duty y Overwatch. La FTC alega que el acuerdo le daría a Microsoft una ventaja injusta sobre sus competidores en la industria del juego, creando esencialmente un monopolio.

Microsoft anunció la adquisición planificada, supuestamente por un valor de 68.700 millones de dólares, en enero. La FTC lo calificó como el acuerdo más grande jamás realizado en la industria de los videojuegos.

“Microsoft ya ha demostrado que puede retener contenido de sus rivales de juegos y lo hará”, dijo Holly Vedova, directora de la Oficina de Competencia de la FTC, en un comunicado. “Hoy buscamos evitar que Microsoft obtenga el control de un estudio de juegos independiente líder y lo use para dañar la competencia en múltiples mercados de juegos dinámicos y de rápido crecimiento”.

La demanda, si tiene éxito, pondría un obstáculo en el impulso de Microsoft en el metaverso aún incipiente. La compañía ha dado varios pasos en esa dirección, incluida la unión con Meta, el principal rival de Sony, y otros para crear un “Metaverso abierto”.

El Metaverse Standards Forum dice que tiene como objetivo fomentar la coordinación y la cooperación entre las empresas que buscan crear la próxima iteración de Internet.

La FTC citó la adquisición por parte de Microsoft de Bethesda Games Studios, creadores de la franquicia Fallout y Elder Scrolls, y de hacer que sus juegos Starfield y Redfall sean exclusivos para su consola insignia Xbox.

Los desarrolladores de Blockchain han expresado su preocupación acerca de que compañías como Microsoft y Meta dominen la próxima Internet y construyan ecosistemas cerrados y jardines amurallados, lo que Meta ha negado. Otras preocupaciones se relacionan con la falta de potencial de propiedad que tendría para los jugadores un metaverso desarrollado por las principales corporaciones de Web2.

Si bien Microsoft está ingresando al metaverso, parece que la compañía no tiene intención de permitir productos “Web3”, como tokens no fungibles o NFT, en sus mundos virtuales existentes. En julio, la empresa prohibió las NFT en sus servidores de juegos, incluido el fenómeno mundial Minecraft.

“Para garantizar que los jugadores de Minecraft tengan una experiencia segura e inclusiva, no se permite que las tecnologías blockchain se integren dentro de nuestras aplicaciones de cliente y servidor”, dijo la compañía en una publicación de noticias. “La tecnología blockchain tampoco puede utilizar el contenido del juego de Minecraft, como mundos, máscaras, elementos personales u otras modificaciones, para crear un activo digital escaso”.

La FTC dice que si el acuerdo de Activision Blizzard se lleva a cabo, le dará a Microsoft los medios y motivos para perjudicar a la competencia al manipular los precios, la calidad del juego y la experiencia del jugador en los juegos de Activision en plataformas y servicios de juego rivales.

En respuesta a la demanda de la FTC, el director ejecutivo de Microsoft, Bobby Kotick, escribió: “La acusación de que este acuerdo es anticompetitivo no se alinea con los hechos, y creemos que ganaremos este desafío”.

Manténgase al tanto de las noticias criptográficas, obtenga actualizaciones diarias en su bandeja de entrada.



Esta es una historia traducida del inglés. Lee la fuente en inglés